Korn, uno de los reyes del Nu Metal

korn

Parece mentira que en un blog de música como este aún no te hayamos hablado de KoRn, uno de los reyes del movimiento que marcó el final de los noventa y principios del nuevo milenio: el Nu Metal (de 1995 a 2005 aproximadamente) y que tuvo en KoRn a su banda más internacional, considerándosela una de las creadoras del género, junto con otras como Deftones.

Y bien, sólo para introducirte el Nu Metal es un género que combina elementos del Metal más clásico (no confundir con el Heavy Metal, eso es otra cosa, mis pequeños) con elementos del rap e incluso del funky en sus bases, con un claro protagonismo de la percusión y el bajo, mientras que las guitarras son más rítmicas que otra cosa, con mucha distorsión.

Aún así, el Nu Metal es técnicamente bueno, con bases y ritmos complicados y en el que normalmente las letras se centran en problemas personales o sociales, dependiendo del grupo, y ahora, sigamos presentando a KoRn.

KoRn actualmente tiene diez discos de estudio, los cuales no son demasiados ya que el año que viene cumplirán 20 años en activo, ya que comenzaron su andadura en 1993, esto es debido sobre todo a la duración de sus giras y a los problemas internos que ha tenido la banda.

Primeros discos de KoRn

Los primeros discos de KoRn son el disco de presentación homónimo (1994), que tengo que deciros que es toda una obra de arte reconocida hasta por los más puristas del Heavy Metal, fue un soplo de aire fresco y una nueva mirada al mundo metalero, y a todo esto corría el año 94, justo el año de la muerte de Kurt Cobain y con ello del Grunge como movimiento social, cosa que les vino que ni pintada.

Después de este disco vino Life is Peachy (1996), sin duda su disco más paranoico y uno de los más oscuros. Personalmente me encanta, de hecho podría decirse que es mi disco preferido de KoRn, y supone la confirmación de la banda. Al igual que el primer disco tiene un gran protagonismo la percusión de la mano de David Silveria, todo un maestro.

El tercero en discordia donde la banda comienza a cambiar es Follow the Leader (1998), el cual les da una fama internacional atronadora y es un gran éxito en ventas, pero es mucho más suave que sus predecesores y se nota la mano de una gran producción quizá demasiado comercial. Aún así es un disco realmente redondo.

Madurez de KoRn

Después de estos tres bombazos llegó Issues (1999), un disco muy distinto, de hecho se le conoce como el disco “más heavy de la banda“, esto es porque la banda empezaba a estar harto del movimiento Nu Metalero que había creado con otros pioneros y que muchos otros grupos imitaban, haciendo posible crecer el género hasta convertirse en el himno de la generación Y.

Issues es un disco por ello más duro, más heavy y mucho menos rapero, pero peca quizá de simplicidad y no tiene la originalidad de los tres primeros álbumes, además de esto, fue el último disco de Head en la banda, y la baja del guitarrista se notó bastante en los siguientes títulos.

A este le siguió Untouchables (2002), un experimento de la banda que si bien no podemos decir que sea malo, es bastante raro, ya que es un disco tremendamente oscuro, muy denso, quizá demasiado, y trae un sonido muy distinto a lo que nos tenía acostumbrado la banda, haciendo que sus fans más acérrimos incluso sientan algo de vergüenza por él. Ahora, visto con perspectiva, podemos decir que es interesante cuanto menos.

Take a Look in the Mirror (2003) es digamos un disco de “grandes éxitos” pero bastante atípico, ya que tiene también canciones inéditas del inicio de la banda lo cual le hace que como disco “no valga nada”, ya que se nota que no tiene un círculo compositivo fijo, sino que va demasiado a saltos. Aún así tienen una de las mejores versiones que he escuchado del One de Metallica y otros temones.

Y después…

Después de Take a Look in the Mirror vino See You in the other Side (2005) es para mí su peor título, y aún así casi llega a los tres millones de copias vendidas en todo el mundo, con gira más que mundial incluida.

A lo que siguió un MTV Unplugged (2007) en el cual tocan como ya hiciera Nirvana en su día los grandes temas pero sin electricidad y en versión acústica, lo que le da una sonoridad distinta que saben transmitir muy bien los miembros de la banda.

Korn III: Remember Who You Are (2010) es una vuelta a los orígenes, eligieron este título porque volvieron con su primer productor (Ross Robinson) con el que estuvieron en sus dos primeros trabajos.

Es un disco sencillo pero con fuerza, no tiene grandes temas pero es sólido y KoRn vuelve a demostrar que saben hacer buen Metal, aunque en este caso tenga un punto conceptual.

The Path of Totality (2011) no iba a ser más que un EP y al final terminó siendo un disco con 13 temas lleno de productores de dubstep, por lo tanto, si quieres sorprenderte, ya sabes lo que tienes que escuchar…