Alameda Do Soulna lo peta con su nuevo disco: Play!

alameda-do-soulna-disco-play

Gracias a los chicos de Promosapiens he tenido el gustazo de recibir el nuevo disco de Alameda Do Soulna, de título Play!, y bueno, antes de nada tengo que deciros que llevo muchos, muchos años siguiendo a este numeroso grupo de Madrid, desde que sacaron su Skrak! allá por 2004.

Antes de entrar en materia sobre el disco en sí, para los desafortunados que no conocéis a este grupo (aún), os puedo comentar que Alameda Do Soulna es un grupo de ska/reggae (aunque con mucho predominio del primero) con una sección de vientos realmente cuidada, aunque todos los componentes son realmente buenos, y ojo, no son el típico grupo de ska español politizado, ya que estos, aún siendo muy irónicos y con letras llenas de toques de humor destilan buen rollo por doquier, y, de hecho, tienes mi más estricta recomendación de irles a ver en directo, porque montan unos shows dignísimos de mención, te lo dice un servidor que ya ha estado presentes en tantos que no se pueden contar con los dedos de la mano.

Por otro lado, el formato en el que sale este Play! es también bastante novedoso, ya que, desde su site te lo puedes descargar y donar, como reza su promo: “Lo que te salga de los” con una imagen de media docena de huevos, un método que se está extendiendo mucho entre los grupos que, muy acertadamente, se autoproducen sus trabajos.

Dicho esto, lo primero que os tengo que comentar del disco es que sale bajo el sello Maldito Records y está realmente bien producido, porque todos sabemos lo difícil que es un grupo de ska con muchas prominencia del bajo y los vientos suenen bien en un disco compacto, y bueno, en este disco realmente se consigue esa sensación, además, con unas voces muy nítidas, así que, primero y antes de nada, un diez para Maldito Récords.

Y bien, ¿qué te vas a encontrar en este Play! de Alameda Do Soulna? pues muchas cosas bonitas, porque es un disco en el que se intercalan temas mucho más ska con otros más lentos, en el cual la calidad musical está patente en cada una de los temas, además de ese fino sentido del humor y, sobre todo, de la ironía que están siempre presentes en las letras de Alameda Do Soulna, con un sentido del ritmo exquisito que, en conjunto, hacen que sea un disco redondo, con temas que suenan realmente comerciales, y otros que no lo son tantos, vamos, mi valoración disco en general es muy, muy buena.

Luego, aparte de esto, está la otra vertiente que tienen los Alameda Do Soulna cómo el vídeo que sacaron del tema que abre el disco, Me lo Trago, grabado en sólo 45 segundos, y ojo, sin trucos de stop motion ni nada por el estilo, sobre el que ya escribimos hace unos días.

Play!, de Alameda Do Soulna se compone de un total de 13 cortes bastante variopintos, sobre los que quiero profundizar un porquito, para que puedas conocerlos algo más:

1. Me lo Trago: como te dije arriba, es el tema con el que abre el disco, protagonista del vídeo, y, sinceramente, es todo un temón, alegre, irónico, y en el que te puedes hacer una idea de lo que son las señas de identidad del grupo, además, es una canción súper redonda, muy comercial y que te hará despegar los pies del suelo.

2. Pierde Gracia: es un tema un poquito más pausado, a medio camino entre el ska y el reggae, con una letra irónica pero positiva (cómo viene siendo habitual), y un gran, gran estribillo que le da mucho dinamismo a la canción, de esos que se te quedan en el córtex, ya sabes.

3. Caricatura: una vez más vuelve a subir el ritmo hacia el ska, con una letra politizada (para lo que son los temas de Alameda), ya que habla de la clase política y sus trapicheos, sin dejar de lado ese toque de humor inglés.

4. Mi gran mentira: podríamos definirla como la canción más psicodélica del disco, tirando de bajo y un poquito de groove, osucra para lo que es el disco, con unos vientos ambientando el tema de lujo y una gran letra.

5. Ya no tengo miedo: el primer tema con la voz femenina de Alameda de este disco, que le da otro toque especial al disco, es una canción pausada, positiva dentro de una letra bastante jodida, con unos vientos de nuevo impecables acompañando la voz, y una gran subida al final, muy recomendable.

6. La musa de guardia: cambiamos de tercio, sube el ritmo, volvemos al ska y este es un tema sobre la crisis y la prostitución, esta no te la esperabas, ¿verdad?, pues yo tampoco 😉

7. Si por mi fuera: en este tema volvemos a bajar pulsaciones hasta encontrarnos más con el reggae, con una joyita en forma de letra y un gran sólo de la sección de vientos al final del tema.

8. Bicho raro: Esta tema se parece mucho a los antiguos trabajos de Alameda Do Soulna, concretamente al Finissimo, y sus primeros temas, y, todo hay que decirlo, este es un discazo. De nuevo, ironía y fino humor en este tema.

9. Nubede: es un tema especial, de nuevo con la voz femenina como protagonista destacada, un tema para lucirse, y vaya que si lo hace, muy del su estilo.

10. Todo: quizá este y el siguiente son los temas más ska del disco, con un protagonismo de los vientos más notorio que en anteriores temas, y con un inicio agresivo, para lo que es el grupo. Es un tema realmente bailable.

11. Numero 5: y para seguir la fiesta, otro tema ska con un protagonismo de vientos, y, en este caso, instrumental.

12. Mi único problema: es un tema muy interesante desde el plano de vista musical, ya que es totalmente ascendente y deja muy buenas sensaciones, sin desmerecer la letra.

13. La empresa: este tema pone colofón al disco, es un tema magnífico, y más para cerrar, ya que encierra dentro de sí un ritmo muy goloso para que se te quede en la cabeza (y vuelvas a dar al Play!) con una letra muy crítica de la realidad en las empresas patrias de hoy, cómo os digo, una magnífica forma de cerrar el disco.

Como conclusión, es un disco que, bajo mi punto de vista, deberías, al menos, escuchar (puedes hacerlo desde su web gratis), y, si lo haces, muy mal se tiene que dar para que no acabes descargándolo, y más, con la certeza de que estás ayudando a un proyecto con una calidad excepcional, y, además, al margen de discográficas, totalmente autoproducido.