Arctic Monkeys

Muchos son los grupos que año tras año salen bajo la etiqueta de la nueva “revelación del brit pop” o que se convierten en el nuevo grupo de moda entre los modernos, pero también son muchos los que tras un primer disco de éxito no son capaces de satisfacer la expectación creada en su segundo trabajo y se conformaron con quedarse en un segundo plano, en el mejor de los casos, de la escena musical.

En 2006, el grupo sobre el que recaía el título de grupo revelación eran los Arctic Monkeys, la formación que debía suceder a Franz Ferdinad y Kaiser Chiefs.

El caso de los Arctic Monkeys es curioso. De ellos se puede decir que son el primer grupo en aprovechar todo el potencial de las redes sociales para dar a conocer su trabajo y los que hicieron que una parte de la industria se planteara si no era hora de cambiar el modelo de negocio, aunque fuera por casualidad.

Los miembros del grupo solían grabar varias copias de sus canciones en unos cd que ellos mismos repartían a sus conciertos pero sus seguidores fueron más allá, el compartían en la red y les crearon un perfil en MySpace. Este marketing no profesional acabó provocando que los conciertos de Arctic Monkeys estuvieran llenos de seguidores que conocían y cantaban las canciones de la banda y que la prensa comenzara a mostrar un cierto interés por lo que tan de moda estaba entre los jóvenes ingleses.

Fuente: Arctic Monkeys