Una verdadera batalla por el número uno

Para cualquier artista, que su trabajo sea reconocido por la mayor cantidad de gente posible es un verdadero desafío.

Con el paso de los años, este reconocimiento se fue posicionando en los llamados rankings, una especie de escala que catalogaba a los más escuchados en su cúspide. Lo cierto es que en los últimos tiempos, la llegada a la cima de dicho ranking es toda una pelea.

Lo más llamativo, es que los primeros puestos están ocupados por mujeres, o son disputados fuertemente por éstas.

Uno de los ejemplos más contundentes en esta lucha (lucha de esfuerzos por llegar verdaderamente a la cima), es Lady Gaga, como por supuesto Rihanna. Desde ya que en esta mención no pueden faltar Beyoncé, ni la talentosa y siempre discutida Britney Spears.

Lo cierto, es que el nivel de fama alcanzado por estas señoritas, ha determinado que la vida privada, sea una verdadera utopía, más bien un sueño… pues el salto a la cima del éxito, les ha consumido la posibilidad de mantener sus intimidades en un círculo cerrado de personas y han realmente avasallado las pantallas.

Es así como sabemos al instante, si a una de ellas le duele la cabeza, o se separó del marido, o no puede dormir. Mejor no hablemos de los escándalos que se desatan en torno a las peleas y desigualdades surgidas entre sí.

Por ello, el camino a la cima de los 40 principales es muy duro y costoso, pues se consigue a costa de la privacidad.

Fuente: los40

 

Ir arriba