La Familia Rústika, Rumba Adúltera desde Barcelona

la-familia-rustika

Hoy os quiero presentar a uno de estos grupos que realmente me gustan, porque, además de tener una calidad musical indiscutible, también se salen de lo establecido en cuanto a géneros y demás etiquetas.

Su nombre artístico es La Familia Rústika, son catalanes y digamos que tienen una base que si bien es bastante bailable y característica, no es ni mucho menos encasillable. Digo esto porque, aunque en primera instancia parezcan un grupo de rumba catalana “al uso”, en cuanto los escuchas un poquito más te das cuenta de todo lo que hay detrás, y con esto me refiero a constantes guiños a otros ritmos, desde la salsa hasta el funk, todo amenizado con vientos y percusiones para dar y regalar, de ahí que ellos mismos definan lo que hacen como “Rumba adúltera”

El grupo en sí lo forman siete miembros, que son: Dani Txarnegö a la voz y guitarra, Santi Manresa a la percusión, Jorge Sanjuás a la trompeta, Carles Gutiérrez con otra guitarra, Joan Abellán a la batería, J.A. Guerra al bajo (verle en concierto es un espectáculo) y Pau Subirós al saxo y Paquito de la Iguana a los teclados. Con este plantel de instrumentación en el escenario, ya os podéis imaginar las que pueden liar en un escenario.

En cuanto a las letras, cuando los descubrí también me llevé una grata sorpresa, ya que son realmente ingeniosas y otra cosa que te llamará la atención a buen seguro es que tienen constantes guiños a clásicos del rock y punk (entre otros) en casi todas sus canciones.

Tanto es así, que se han atrevido a hacer una secuela del “Lola” de los míticos Cicatriz, y ponerla como primer tema después de la intro en su disco “Sin Rumba Fija”, o bien currarse una versión rumbera del Whole Lotta Love de los grandísimos Led Zeppelin, renombrándolo como Whole Latin Love, claro está. Os dejo el vídeo de este, pero cuidado, que es un poco NSFW.

En definitiva, La Familia Rústika es un grupo que deberías escuchar (tómatelo como una recomendación), aunque la rumba no te guste especialmente (como es mi caso), porque ya verás como acabas con su disco en tu casa.

Ah, y si puedes ir a verles en concierto, no te los pierdas, porque suenan aún mejor que en el disco, te lo digo con conocimiento de causa, que ya he ido a dos bolos suyos.