4 de Beyoncé (1)

Después de un tiempo de relax en el que se ha dedicado sobre todo a disfrutar de la música (entre otros placeres), Beyoncé vuelve al trabajo desestresada, y de tanta relajación termina disfrutando del trabajo, de “4”, su (más claro, agua) cuarto álbum en solitario.

Beyoncé parece haberse desconectado de modas. Ha puesto el “off” en su interruptor que conecta a las corrientes de dictámenes comerciales que está haciendo que el panorama actual del R & B casi se fusione con el del Dance. En “4” apenas hay rastro de su alter ego Sasha Fierce y únicamente el sencillo de presentación ” Run the World (Girls) “(y quizás el también afrobeat” Countdown “) conserva ese toque” clap your hands “tan solicitado por las “single ladies” de todo el mundo.

Este disco es más bien un regalo muy personal lleno de canciones sin fecha de caducidad que fácilmente le trasladarán a épocas anteriores. Así, las guitarras de los ochenta de estilo Prince están presentes en temas como “1-1” (que abre el disco) o “I Care”, dos de las mejores baladas del disco en las que la voz de Beyoncé adquiere una presencia abrumadora, hasta el punto de protagonizar (en “I Care”) uno de los duetos de cuerdas (vocal vs. instrumental) más interesante que nunca he escuchado.

Fuente: los40