The Cherry Boppers en directo

cherry-boppers-directo

El pasado fin de semana tuve el privilegio de ir a ver a los chicos de The Cherry Boppers en la Mardi Gras de A Coruña, donde ya, si te acuerdas, escribimos acerca de los Layabouts, pero estos chicos, en lugar ser un grupo de garage, tiran más hacia el funky y el groove.

De todas maneras, por si no conoces a los Cherry Boppers, te puedo decir de ellos que son un grupo de Bilbao que tiran mucho al funky, el groove e incluso el acid jazz, y entran dentro del elenco de grupos bilbaínos que suenan, cómo decirlo, “muy a negro”, como, por ejemplo, ElKano Browing Cream, por nombraros otro ejemplo.

Además, os puedo contar que la mayoría de las canciones de The Cherry Boppers son prácticamente instrumentales, son temas con mucha fuerza y muy fiesteros, las cosas como son, y en directo son un espectáculo desde que comienzan hasta que se van, ya que, como buen grupo funkorro e instrumental, también ponen solos por doquier en medio de las canciones.

Os puedo decir sin temor a equivocarme que son realmente buenos, de hecho, junto con los Sweets Vandals y Smiling Bulldogs son los tres máximos exponentes del funky en España, así de duro y así de claro.

Por otro lado, haciendo lo que no se debe hacer, que es hablar de música, las canciones de los Cherry Boppers en directo tienen dos claros protagonistas, por una parte a Ignatius Johny con su piano Hammond que maneja a las mil maravillas y que es una de las notas distintivas del grupo, y, por otra parte, la compartición de las labores de frontman entre el saxo de Willy Calambres y la guitarra de Xixo Yantani.

Además de estos tres personajes, tenemos a la batería a Txefo K-Billy y a Rambo The Street al bajo, eso sí, no pudimos disfrutar del trombón de Art LaRoque en el directo, es decir, “sólo” había cinco de los seis miembros de la banda.

Y ahora, después de toda esta parrafada, el concierto, que parece que esto no va a empezar nunca.

El concierto se compuso de 14 temas (tranquilo, tienes la tracklist al final del post) en lo que fue aproximadamente hora y media de muy buena música.

Tengo que decir que el concierto empezó uno poquito frío, pero en cuanto pasaron los primeros dos temas la sala se llenó un poquito más y se fueron aflojando las vergüenzas, también en buena parte por el buen hacer de los músicos que había en el escenario.

A partir de ahí, se desató un poco la locura instrumental, cosa que sinceramente, agradezco sobremanera, ya que fue un espectáculo muy digno que ver.

Cómo os decía arriba, el Hammond de Ignatius con sus solos en mitad de las canciones dan vida, mucha vida al grupo, sin desmerecer al resto, claro está, pero es que la sonoridad de un Hammond es muy característica y, si se hace bien, viste de lo lindo.

Aparte de esto, el concierto fue por las lides del fiestón permanente, tanto es así que en varias ocasiones Xixo y Willy se bajaron a tocar junto con el público, que poco a poco fue respondiendo y entrando en carlo.

En definitiva, un concierto más que recomendable, así que, si pasan por tu ciudad (andan de gira ahora mismo con el programa Girando Por Salas) permanece atento, porque no te vas a arrepentir.

Tengo que deciros también que, aunque fue hora y media el concierto se me hizo corto, cosa que es muy buena señal, y el sonido de la sala estuvo perfecto desde el principio hasta el fin del mismo, y eso que es muy complicado armonizar un Hammond, bajo y saxo para que no se solapen y se tapen unos a los otros, así que, ¿qué más se puede pedir?

Después del concierto, venta y firma de discos (y dos para la saca) y una charlita con Xixo, y es que los Cherry Boppers además de hacer buen funk, son realmente majos.

Y ahora, como lo prometido es deuda, aquí va el tracklist:

  1. Boppin’ the road
  2. Hey!
  3. Groovy Groovy
  4. Crosstown
  5. Flyin’ High
  6. The Harvest
  7. Blues de los
  8. I don’t need no doctor
  9. Keep on boppin’
  10. Watermelon
  11. Two sides of the groove
  12. Black Lolita
  13. Blasphem
  14. La Pulguita