Keith Richards se esnifó a su padre

¿La cosa más rara que he intentado esnifar? Mi padre. Me esnifé a mi padre

Tal y como leéis. Ésto fue lo que contestó Keith Richards cuando le preguntaron hace unos días en una entrevista que qué había sido la cosa más rara que se había esnifado.

El guitarrista de los Rolling Stones, de 63 años de edad, aparece en una revista con semejante declaración.

Él fue incinerado y no pude resistir hacerme un tirito con él. A mi padre no le habría molestado, no le importaba una mierda

Y, para colmo, se siente disgustado porque ha salido de la lista de los personajes con más posibilidades de morirse en los próximos diez años.

Visto en: El Pais