“Another Brick in te Wall”, fue el icono de Pink Floyd, y ha causado hasta ahora, controversias en su canción

Cuando apareció la banda Musical Pink Floyd en la década de 1965, tenía un estilo psicodélico, la banda se identificaba por el sonido de su música, logrado por la experiencia en la que sus músicos tocaban, pero el disco de The Wall, se basa en una realidad que vivía en esa época Inglaterra, como el sistema opresivo en la educación, por barreras que el ser humano pone a la vida, este disco fue un álbum que les catapulto.

El álbum The Wall también critica al sistema de educación, porque la agrupación quiso expresar que a pesar de que Inglaterra es un país desarrollado, no era diferente del resto de naciones, ya que en esa época el sistema de educación era represivo, todo se basaba en el castigo y se creía también, que los niños iban a aprender por las imposiciones.

hay veces que las personas creen en que cuando , se creó el personaje del maestro severo, fue para ridiculizar a los docentes, no esto no es verdad, ya que Pink Floyd siempre cantaba con un estilo positivo, el personaje del maestro que aparece en la película The Wall, es parte realidad y ficción, se podría decir que es como una enseñanza, porque al niño Pink quien también crearon, no le gustaba ir a estudiar, ya eso también se le puede asociar con un joven que va a clases y no se dedica a los estudios, ya que no por eso se lo va a reprimir.

Se puede decir también que el éxito de esta canción, se dio por la necesidad de romper muchas barreras, ya que Rogeer Waters, David Gimour, Nick Mason y Richard Wright cantaban a hechos que pasaban en ese tiempo y que aun hoy en día, continúan ocurriendo como la rebeldía, el sexo, la infidelidad y entre algunas cosas más, con sus letras hacen un llamado a romper aquellas barreras ya que siempre existirán los problemas y que son parte de nuestra vida. Pink Floyd fue una banda que estaba en contra de la avaricia y por ello dedico su canción The Dark Side of the Moon, al mundo, actualmente han vendido más de 300 millones de discos en todo el mundo.

Fuente. El comercio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *