Ya no hay arte en las entradas

Desde que las grandes superficies y empresas especializadas han visto el negocio en la venta de entradas para eventos, éstas han perdido toda su gracia. Recuerdo antaño la ilusión con la que ibas a comprar la entrada para ese concierto que tanto habías esperado. Bien es cierto que el evento en sí ya tenía su significado pero la entrada iba más allá, la entrada te iba a acompañar probablemente el resto de tus días, la entrada es lo que enseñabas orgulloso años después a tus amigos. Aquel pequeño trocito de papel mostraba, emocionándote, que habías asistido a tal o cual concierto.

¿Y ahora? ¿qué se enseña? ¿esas malas fotocopias que salen de esas infernales máquinas? Lo mismo da que sea para un concierto de Teenage Fanclub que para uno de Manolo Escobar, la entrada va a ser igual, variará como mucho el nombre, el lugar y el precio. ¡Qué Horror! De unos años para acá me cuesta acordarme de cual fue la última que guardé como un tesoro, la última que provocó mis amenazas al portero si me la rompía más de la cuenta…creo que fue la del Freakland en cuanto a festivales y la de Sidonie, en cuanto a conciertos, ¡que ya llovió! Señores, no perdamos esta buena costumbre. Comprendo que la informatización obliga a la alienación pero, perder la esencia del arte, que se pretende demostrar sobre un escenario, no es comprensible. Todo por la pasta. ¿Qué será lo siguiente? ¿Las carátulas fotocopiadas? Ole por los pequeños grupos que siguen empeñados en hacer que las entradas de sus conciertos sean especiales. Así ellos también lo son, al menos para mí.

4 comentarios en “Ya no hay arte en las entradas”

  1. Si si que razón tienes…yo soy de las que colecciona entradas y las del Corte Inglés ,por ejemplo, puffff todas iguales.

    Se hecha de menos el colorido e imagenes 🙁

    Muy buen blog 😉 me gusta mucho.

    Un saludo.

  2. La colección de entradas se está conviertiendo en un imposible, además de feas, la mayor parte de las de ahora se borran con el tiempo, con lo cual…

    Muchas gracias Bea por el comentario SOBRE el blog y por el comentario EN el blog. 🙂

  3. Cuanta razón teneis!

    Años de conciertos, años coleccionando entradas, pero nunca jamás había comprado entradas con 7 meses de anticipación (…si casi me da tiempo a tener un hijo!!!).

    Llevamos tres meses comprobando a diario que las entradas que nos imprimió el cajero de Ibercaja para el concierto de Héroes del 12 de octubre, no se hayan borrado.

    A todo esto, parece increible que ese pedazo roñoso de papel azulado con bordes amarillentos, vaya a abrirnos alguna puerta.

    Hasta que no estémos dentro no lo creeremos.
    Hasta el 12 de octubre no respiraremos…

    Imaginación al poder: hagan algo por devolver a las entradas la dignidad que se merecen, como por ejemplo, la oportunidad de pasar a recoger por algun lugar, si se desea, la «original» de la obtenida en el cajero automático o en una gran superficie.

    Una entrada de un concierto es un pedacito de la historia de nuestra vida, y no merece ser en blanco y negro.

    Saludos

  4. Apoyo la moción, Xesca. Buena idea la de dar opción a recoger la original a quien lo desee. Dignidad, esa es la palabra.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *