Katy Perry, de nuevo (injustamente) censurada por el vídeo de ‘Firework’

La cantante Katy Perry ha vuelto a ver cómo una de sus genialidades pasaba por el corte de la guillotina más absurda. Después de que hace unas semanas se censurara un cameo suyo en el particular programa de Barrio Sésamo, en el que interpretaba una versión adaptada de su éxito ‘Hot & Cold’ con un pronunciado escote, ahora es su nuevo vídeo el que no ha encajado del todo.

Concretamente, no ha encajado en la televisión británica. ¿El problema? Que, a pesar de ser un vídeo optimista y en el que todo el mensaje es absolutamente inocente, a los responsables de la emisora no les ha gustado ver en una escena cómo a Katy le salía fuego de los pechos. Realmente y si nos paramos a ver el vídeo al completo, no le sale de ahí sino del mismísimo corazón, al igual que a otros personajes del clip.

El vídeo de ‘Firework’ trata, al hilo de la letra de la canción, acerca de las barreras que las personas tienen que superar para poder ser libres, optimistas y capaces de solventar todos los obstáculos. El simbolismo de los fuegos artificiales saliendo del pecho del corazón no es ni mucho menos obsceno, pero está claro que en el mundo hay gente para todo y que las mentes sucias a veces echan por tierra el trabajo impecable de artistas como la californiana y su equipo.

Si no has visto el videoclip de ‘Firework’, puedes hacerlo ya pinchando aquí.

Ir arriba