Dannii Minogue, ahora sí, admite que ha sido difícil ser la hermana de Kylie

La fama, el dinero, acaparar portadas…, muchas son las ambiciones de las divas y divos de siempre pero lo difícil que supone reconocerse en un segundo plano no lo saben todos. Dannii Minogue, después de toda una vida haciendo frente a rumores e historias no siempre agradeblaes ha decidido hablar. Ser la hermana de una superstar como Kylie Minogue no ha sido sencillo.

“Cuando llegué por primera vez a Inglaterra, fue muy complicado para mí. Era la Kyliemanía. Ella, tan pequeñita, tan mona…, y yo, la hermana gorda y fea”, ha declarado recientemente la artista, según recoge el portal de Los 40. No sé si era gorda o fea, pero está claro que los artistas son los que se lo tienen que ganar y, desde luego, es difícil sobresalir cuando tu propia hermana ha llegado primero.

La cantante ha admitido por fin que en cierto modo el éxito de su hermana la eclipsó a la hora de subirse al escenario. Hay que recordar que Dannii Minogue alcanzó gran repercusión en los años ochenta gracias a ocho discos y éxitos como Love and Kisses o Neon Lights. La verdad es que la chica no lo ha hecho nada mal, ¡qué importará el hecho de que su hermana fuera la gran diva! A fin de cuentas, el arte es el arte, y creo que Dannii siempre tuvo también su parcela de seguidores. Y la sigue teniendo.

En fin… Yo creo que Dannii Minogue, ahora que triunfa como jurado del programa The X Factor en Reino Unido, debería comenzar a pensar en formas de reinvención. Eso y un poquito de música dance o electrónica, que es lo que se lleva ahora. Hasta Leona Lewis, baladista por excelencia, ha declarado que se ha apuntado al carro gracias a David Guetta.

Foto: enfemenino.com