Festimad Sur 08 – La Cubierta de Leganés – 07/Junio/2008

logolp.jpgEra una de las espinitas que siempre he tenido clavada, tal vez porque fue el primero, cuyo cartel, empezó a interesarme y porque, entre una cosa y otra, ha sido este año cuando al fin he podido ir, aunque sólo haya sido un único día.

Nada más llegar a la Cubierta de Leganés, mi previsión sobre la nueva edición de Festimad Sur se vio desbordada. Ciertamente, teniendo en cuenta que el fin de semana anterior tuvo lugar el Electric Weekend y que ese mismo Sábado también tocaba Extremoduro en Getafe, esperaba mucho menos jaleo por los aledaños de la Cubierta. Cuál fue mi sorpresa que, al dar una vuelta completa alrededor de la cubierta buscando la acreditación, en un de los accesos comenzaba una cola de almas vestidas de negro impoluto que daba realmente miedo a la vez que alegría por ver la respuesta que ha tenido esta nueva edición.

Nada más entrar y puntuales a su cita (18:00 h.), los catalanes Nunnery, cuando aún había bastante gente fuera. Es el único punto negativo que le he visto a la organización: la apertura de puertas fue muy tarde. Nunnery no sonaron bien. Ya lo dijo el valocalista, Dani, que habían sufrido un pinchazo de camino a Festimad y no tuvieron tiempo para probar sonido. Por lo tanto, estaba más que justificado. Lo que no es entendible es que pasara lo mismo con Lostprophets, que no creo que esta gente se desplacen en furgoneta. Además, tuvieron que cambiar de bajo o de cable o de amplificador o yo qué sé, porque no tengo ni idea qué estuvieron haciendo el pipa y Stuart Richardson todo el rato. Lo cierto es que el mal sonido acompañó toda la actuación de la banda galesa, además de la desgana de Ian Watkins.

Entre estas dos bandas, para mí, la primera bomba de Festimad Sur. The Blackout subieron al escenario con fuerza, con micrófonos en mano recubiertos completamente de cinta adhesiva que hacían que, micrófono y cable, fuesen una sola cosa. Se trataba de lanzarlos a lo más alto para luego cogerlos en el aire y seguir cantando. Toda una danza acompañada por la brutal tralla de los también galeses. No pararon en ningún momento, se mostraron bastante simpáticos y su sonido no tenía nada que ver con el que tuvo la anterior banda, Nunnery.

Y, al fin, turno para la banda más esperada por los asistentes a este resurgir de Festimad. Después de una larga espera, aún teniéndolo todo preparado, pero se hicieron de rogar, después de una intro suena “No More Sorrow“. Los chicos de Linkin Park ya están en el escenario y, en la Cubierta de Leganés, no cabe un alfiler y todos al son de las canciones que conforman el tracklist de Chester y los suyos basado, principalmente, en el primer disco de los californianos, “Hybrid Theory“, alternando con canciones de “Meteora“. Más de 20.000 personas que coreaban en el único concierto que ha ofrecido Linkin Park en nuestro país. Muchos de ellos, chavales de 15 ó 16 años acompañados de sus padres o hermanos. Breve repaso a su último trabajo discográfico, “Minutes To Midnight” y, pasados unos minutos de la media noche, Linkin Park despide Festimad Sur ’08 con One Step Closer“.

Todo un año para preparar la próxima edición del festival madrileño que, si no han podido acabar con él esta vez, ya no podrán nunca. Festimad sigue vivo.