Crónica del Reperkusión 2012

reperkusion-jueves-domo

En OpenStereo tuvimos la gran suerte de ser uno de los medios acreditados para esta edición del Reperkusión, en esta ocasión en Bemposta, muy cerquita de Ourense, en la Ciudad de los Muchachos.

Tengo que deciros que le festival pintaba muy, muy bien, con la actuación estelar el jueves y el sábado de Manu Chao, pero todas las expectativas fueron pocas, ya que lo que nos encontramos en la Ciudad de los Muchachos fue mucho, mucho mejor de lo que nos pudimos imaginar.

Antes de repasar el cartel, tengo que comentaros que el Reperkusión es mucho más que conciertos, de hecho este año tuvo una gran parte gratuita, y sólo se pagaba para acceder a los conciertos en el gran escenario de noche.

Aparte de este escenario, muy bien montado y con una carpa gigantesca para protegernos de las inclemencias del tiempo, el festival tenía muchas otras cosas, entre ellas un escenario de día con otra carpa más pequeña, se utilizó el domo para realizar las actuaciones de circo durante el día, y, una vez terminadas, los asistentes también podían tocar o hacer performance en él. Aparte de esto, uno de los edificios de la Ciudad de los Muchachos se convirtió en un improvisado bar donde quien quisiera podía tocar y, además de esto, lo típico de un festival, mercados, artesanía y demás. En definitiva, mucho, muchísimo más que los conciertos de la noche.

Ahora, ciñéndonos a los conciertos, tristemente no pudimos asistir a los del Jueves, en los cuales Manu Chao tenía ni más ni menos que tres horas de concierto seguidos de Kiril Dzajkovski y otro grupo que nos apetecía mucho ver, Funky Stile Brass, pero el deber llamaba, ya sabéis como es eso de trabajar…

Tomasito y Russkaja, dos conciertazos para el viernes

El viernes sí que pudimos asistir a varios de los conciertos.

Tomasito se comió al Canijo de Jerez

reperkusion-tomasito

La noche abría con la actuación del Canijo de Jerez (ex-Delinquentes) y Tomasito, en un concierto realmente dinámico en el cual Tomasito se llevó de calle al público, como buen showman que es, de hecho, dio una lección de cómo debería ser un frontman en toda regla, ya que, además de la música, puso el espectáculo con sus zapateaos, sus bailes, sus chascarillos, y un no parar cuasi-speedico encima del escenario.

La cosa se fue calentando tema tras tema, pero también hay que decir que el Canijo no estuvo a tantísimo nivel, y es que Tomasito dejó el listón realmente alto.

Tanto es así que el concierto terminó con Tomasito invitando a gente de otras bandas a improvisar en el escenario, mientras se iba despojando de ropa por el escenario, para acabar en pleno éxtasis bailando en calzoncillos. Una experiencia increíble.

Russkaja nos ofreció un concierto épico

reperkusion-russkaja

Cuando terminó el concierto de Tomasito lo tenían muy complicado los rusos de Russkaja para ofrecernos su música del este mezclado con un ska para hacer un sonido muy peculiar, pero desde el principio supieron meterse al público en el bolsillo y que hicieran lo que ellos quisieran, ni más, ni menos.

Y es que los chicos de Russkaja son dinamita en el escenario, con un cantante y frontman hablando al público en perfecto castellano mientras a los ritmos ska provenientes de la guitarra, el bajo y la batería se unía el violín, la trompeta y una especia de tumba/tropa rusa que levantó aún más los ánimos del público asistente.

El concierto, como te comento, fue absolutamente increíble, de hecho, bajo mi punto de vista fue el mejor de todo el festival, además, los rusos de Russkaja consiguieron empatizar con el público desde el primer segundo, pidiendo la colaboración que aceptamos gustosa para bailar todos al ritmo de su CicloTractor para continuar la fiesta.

Además, aún con el ambiente festivo Russkaja no dejan nada al azar, con formaciones perfectamente estudiadas, moviéndose todos por el escenario al unísono, y haciendo sus pequeñas formaciones. En definitiva, increíble.

Dubioza Kolektiv, dub y punk para el festival

Para nosotros fue el último concierto del viernes, ya que terminaron a eso de las cuatro y media de la mañana, y aún así nos perdimos a Bohemian Betyars y a Funkombo, que terminaron allá sobre las ocho de la mañana, ya con el sol bien alto en Bemposta.

Dubioza Kolektiv son un grupo bosnio de dub, funk, ska y punk que, para que hagas una idea, son una especia de Def Con Dos pero con un poquito más de groove que los españoles, que se hicieron famosos por su actuación hace unos años en Eurovisión.

El concierto estuvo realmente bien, pero el cansancio afloraba en el público, ya que llevábamos unas tres horas botando sin parar.

El sábado fue el día de Manu Chao

reperkusion-publico-lleno

El sábado el protagonista principal era el concierto de otras tres horas (sí, dos conciertos el mismo festival para un total de seis horas, para que luego digan) de Manu Chao, pero hubo más cositas el sábado.

La Troba Kun-Fú calienta motores

reperkusion-la-troba-kun-fu

Ante una carpa principal totalmente llena y más gente que no cabía, menos mal que el tiempo acompañó el sábado, iniciaron la noche La Troba Kun-Fú con su cumbia catalana, por supuesto, mezclado con su poquito de rumba catalana, como no podía ser de otra manera.

Tengo que deciros que fue un concierto más que digno y que había mucho fan de la Troba entre los asistentes, cantando todas y cada una de las canciones y bailando a su ritmo, un concierto notable, vaya.

Manu Chao, el cabeza de cartel que todos quieren tener

reperkusion-manu-chao

Después vino la portentosa actuación de Manu Chao, ante una carpa y una explanada totalmente llena de gente, un gran éxito de público como no podía ser de otra manera en este festival.

La gente quería ver a Manu Chao, y Manu Chao tenía muchas, muchas ganas de tocar, por lo tanto, después de una explicación de lo que significa Bemposta históricamente, y los esfuerzos que se están realizando para relanzar la Ciudad de los Muchachos como un territorio libre, comenzó el concierto con la banda más que entregada.

Tengo que deciros que, aunque fueron tres horazas de concierto (terminó allá sobre las tres y cuarto de la mañana) la banda supo manejar los tempos para que en ningún momento hubo un decaimiento del ánimo general del público, y eso es realmente complicado.

Manu Chao tocó todos sus temas míticos, y es que tres horas dan para mucho, recordando mucho a Mano Negra, con unos incisos bastante punkorros en sus temas clásicos.

En definitiva, un concierto memorable en un festival memorable.

Festicultores Troupe

reperkusion-festicultores-troupe

Después de Manu Chao vino la actuación de Festicultores Troupe, sinceramente, creo que no aprovecharon nada el tirón de Manu Chao ya que salieron más cerca de las cuatro de la mañana, y más de media hora después de que el concierto anterior hubiera terminado, eso sí, sorprendieron a propios y extraños con un look sado e incluso un poquito de espectáculo del mismo pelaje en el escenario.

Aquí tuvimos que decir adiós, uno está mayor y las horas cercanas a las cinco de la madrugada pesan, así que aquí terminó el festival para nosotros.

Para finalizar, no puedo dejar de alabar la organización del festival, así como el despliegue de medios, ya que el escenario principal con su gran carpa eran bastante espectaculares, además, agradecer a toda la organización del Reperkusión y en especial a Moisés que nos diera la oportunidad de estar allí.

Por supuesto, el año que viene repetiremos, porque la experiencia ha sido mucho más que satisfactoria.

Si te estás preguntando quien ha hecho las espectaculares fotos, no es otro que Brais Seara.

Ir arriba